EFT: Técnica práctica
 EFT / Técnica práctica

Como hemos dicho, en EFT consideramos que “un malestar emocional es solamente un bloqueo energético", y el enfoque básico de tratamiento con EFT es “equilibrar la energía mientras permanecemos mentalmente enfocados en el asunto a tratar”.

COMPONENTES DEL PROCESO

Haciendo "tapping"

Para “equilibrar la energía” el método que utilizamos es golpear rítmicamente con las yemas de los dedos índice y pulgar, a un ritmo de unos 2 o 3 golpes por segundo sobre ciertos puntos de acupuntura – lo que llamamos “hacer tapping”, mientras decimos enunciamos en voz alta –si es posible- el asunto que estamos tratando.

Los puntos

Son 14 puntos relacionados con los principales meridianos (canales de energía) usados en acupuntura. Aunque está bien conocerlos todos normalmente suele ser suficiente usar solo los de la cara y el pecho, excepto el punto de debajo del pecho, que especialmente para las mujeres puede ser incómodo de estimular.

- Inicio de la ceja
- Lado del ojo, lateralmente en el hueso
- Bajo el ojo, en el hueso.
- Bajo la nariz
- Bajo la boca
- Inicio de la clavícula, un par de centímetros a un lado de la base del hueco de la garganta, en la unión entre la clavícula y el esternón.
- Bajo el pecho, en la vertical del pezón unos 4 dedos sobre el arco del diafragma
- Bajo el brazo, unos 4 dedos bajo la axila, sobre las costillas.
- En los dedos, en la base de la uña, en esquina mas cercana a nosotros.
- En el borde de la mano, en el punto con el que daríamos un golpe de karate.
- En el dorso de la mano, el punto que haría un triángulo equilátero con los nudillos del meñique y el anular. Mientras hacemos tapping sobre este punto, podemos además girar los ojos haciendo un círculo amplio como si estuviéramos mirando una noria, primero hacia un lado y luego hacia otro. El movimiento de los ojos está relacionado con la activación de áreas cerebrales.

Normalmente hacemos "tapping" sobre cada punto unos 6 o 7 segundos, pero sin notamos que alguno es "especialmente sensible" podemos seguir el tiempo que queramos hasta que eso "especial" se normalice. Puede hacerse tapping tanto sobre los puntos de la parte derecha o la izquierda del cuerpo o intercambiándolos. No te preocupes demasiado por localizar con exactitud milimétrica los puntos, pues la yema de los dedos con la que aplicas el tapping es una superficie comparativamente grande y no hace falta "apuntar" mucho. El tapping hazlo un poco fuerte, que "resuene" un poquito en los huesos, pero sin que llegue a ser doloroso.

La "zona dolorosa", la zona resaltada en el dibujo en el pecho bajo la clavícula, llamada así porque al presionar con los dedos puede resultar algo molesta por la congestión linfática. Es una zona donde no haremos tapping, sino que la masajearemos circularmente durante la "fase de preparación" que mencionamos a continuación.

Preparación

Para facilitar el proceso de equilibrado de energía en sí, antes del mismo hacemos un pequeño proceso de aceptación para facilitar el mismo. Así por ejemplo si estamos diremos “aunque tengo este dolor de cabeza, me acepto completa y profundamente” mientras masajeamos circularmente la “zona dolorosa” mencionada antes. No importa si no te crees eso de que “te aceptas”, dilo igual. Y si no eres capaz de decirlo elige otra frase que implique intención de liberarte como “aunque soy gilipollas elijo sentirme mejor conmigo mismo”.
 
EL PROCESO COMPLETO

Paso 1. Buscar una frase que identifique la emoción que queremos tratar
Para esto podemos buscar una sensación física, o unas palabras concretas que sintamos que “resuenan” con la emoción concreta que queremos tratar. Elegir la palabra exacta que realmente “resuene” es importante. Por ejemplo “me siento abandonado“, o “me siento gilipollas”, “tengo una presión en el pecho”. Es interesante decir la frase en voz alta o escribirla.

Paso 2. Valorar en una escala de 0 a 10 la intensidad emocional 
En esta escala 10 sería una emoción extrema y 0 sería bienestar total. Esto nos servirá luego para evaluar el progreso que vamos haciendo. También es interesante, si puede ser,  que observemos cómo es la sensación física que nos provoca la emoción, donde y cómo la sentimos en nuestro cuerpo.

Paso 3. Preparación
Masajear la “zona dolorosa” mientras decimos 3 veces, en voz alta, “aunque <la-frase-que-elegimos-antes> me acepto completa y profundamente”, por ejemplo "aunque me siento abandonado me acepto completa y profundamente"

Paso 4. Tapping
Hacer “tapping” en los puntos indicados en el diagrama, de arriba abajo, diciendo simplemente <la-frase> sin lo de “aunque..”, por ejemplo "me siento abandonado". Esto es para mantenernos mentalmente enfocados en lo que estamos equilibrando con el tapping, pero no hace falta que pongas "demasiada" intención en ello, es mejor centrarse por ejemplo en la sensación que te produce el golpeteo de los dedos y "olvidarse" un poco de la emoción hasta que acabemos la ronda de tapping.

Paso 5. Valorar de nuevo nuestro estado.
Puntuar de nuevo de 0 a 10 la intensidad emocional de lo que hemos trabajado para compararla con la intensidad que teníamos antes de la ronda de tapping, y observar también cualquier otro cambio interno que apreciemos, como la forma en que sentimos la emoción en el cuerpo, las palabras que nos apetece usar para expresarla, etc.

Paso 6. Repetir el proceso
Comenzar de nuevo desde el paso 1 y repetir el proceso las veces que haga falta hasta que el malestar emocional se reduzca lo que queramos o desaparezca totalmente. Si estamos haciéndolo solos al menos 15 minutos sería recomendable, incluso aunque nos parezca que en 2 o 3 rondas de tapping se ha reducido lo suficiente, porque normalmente si seguimos "tirando del hilo emocional" con EFT, "explorando nuestro subconsciente", seguramente descubriremos capas más profundas del asunto, que nos permitirán liberaciones más plenas y comprensiones más profundas de las causas de nuestro malestar emocional.

 
REFINANDO EL PROCESO


Lo normal es que el asunto concreto sobre el que hemos aplicado tapping se reduzca en intensidad. Podemos repetir nuevamente el proceso modificando ligeramente la frase de la preparación con “aunque AÚN <la-frase> me acepto...”, por ejemplo "aunque AUN me siento abandonado me acepto completa y profundamente", hasta que ese malestar concreto se elimine.

Es normal también que cuando hacemos tapping sobre una frase, surjan otros aspectos de la emoción, puede que la sensación física cambie a otro lugar, surjan nuevos recuerdos, imágenes sensaciones. También puede ser que lo que empezó como un cabreos con alguien se conviertan en culpa, etc. Para resolver el asunto que estamos trabajando deberemos reducir todos estos "aspectos" que vayan surgiendo.  

Si vemos que “surge demasiada emoción”, es importante no detenerse -siempre que sientas que puedes manejarlo, por supuesto- sino mantenernos centrados en una única cosa y hacer rondas de tapping hasta que se reduce, porque siempre se reduce. El que surja una emoción es siempre una oportunidad para liberarnos de ella, si nos escapamos de ella simplemente la tapamos pero sigue reconcomiéndonos en nuestros subconsciente. Pero, lo dicho, si realmente sientes que es "demasiado", lo mejor es que acudas a alguien con experiencia para que te eche una mano.
  
Si no ocurre nada

En temas físicos, puede que estemos dando con un problema muy físico, mecánico, y el tapping no nos puede llevar más allá, pero en cuestión de problemas emocionales, podemos considerar el tapping como “infalible”. EFT siempre funciona, lo único que debemos es perseverar lo suficiente hasta encontrar un “buen hilo emocional” del que tirar. Estas son algunas de las estrategias básicas que podemos seguir:

1. Buscar una frase más específica. Este suele ser el principal problema en las personas que se inician en EFT. Cuanto más específica sea la frase, más evidente será el proceso. Hay que buscar una frase que haga resonar más la emoción, o que describa más detalladamente el asunto a trabajar. Lo más fácil es buscar las sensaciones físicas concretas que nos provoca la emoción. Otra cosa que puede ayudar, si estamos solos, es hacer EFT delante de un espejo.

2. Buscar otras "puertas" de entrada. Puede que haya algo que debamos tratar antes que está impidiendo progresar en el asunto actual. En el trabajo emocional se interrelacionan 3 niveles simultáneamente: los pensamientos, las emociones y las sensaciones físicas. Podemos buscar la puerta de entrada cambiando a otro nivel, por ejemplo, si estamos con una emoción, podemos ver donde la sentimos físicamente y hacer tapping sobre una sensación física. Si estamos tratando una sensación física, podemos preguntarnos “si hubiera una emoción detrás de esto ¿qué sería?", o podemos también en cualquier nivel buscar metáforas, por ejemplo preguntándote “esto a qué me recuerda”. Es importante también estar atento a las propias limitaciones sobre el trabajo con EFT, por ellas son en sí asuntos sobre los que podemos aplicar EFT, por ejemplo si nos escuchamos decir a nosotros mismos “esto es una mierda” o “esto no funciona para mi” o negaciones como “esto no tiene solución”, inmediatamente aplicaremos EFT sobre “aunque esto no funciona para mi, me acepto completa y profundamente”

3. Perseverar. Seguir haciendo tapping durante al menos 10 o 15 minutos, aunque no sepamos muy bien sobre qué lo hacemos. En cuestiones físicas o en asuntos emocionales complejos como una depresión, la perseverancia es clave, aplicar EFT varias veces al día como rutina diaria y ver que ocurre en una semana o dos.

4. Acudir a alguien con experiencia en EFT o simplemente con experiencia en trabajo con las emociones que nos ayude a contactar con ellas. Puedes mirar en la lista de practicantes de EFT de esta web (www.utsaina.com) y si aún así no encuentras a ninguno cerca, puedes probar a hacer una sesión por teléfono que muchas veces son perfectamente viables y casi tan efectivas como presencialmente. 

   
Trabajar con afirmaciones


EFT no solo es útil para “eliminar marrones” sino también para ayudarnos a crear lo que queremos en nuestra vida, eliminando la reticencias subconsciente que podamos tener –que frecuentemente son muchas más de las que creemos. Una vez elegimos lo que queremos en nuestra vida, lo diremos en voz alta, escuchándonos a nosotros mismos y sentir qué “peros”, qué "vocecitas negativas" surgen en nuestra mente. Estas serán cosas sobre las que podemos aplicar EFT.
 
USAR EFT

El principal problema que se encuentra la gente para usar EFT no es la técnica en sí, sino comprender la utilidad que tiene y ELEGIR UTILIZARLA. Esto es porque normalmente nuestra modo de entender los problemas menosprecia la importancia crucial de nuestras emociones en la solución de los mismos, o incluso valora el malestar emocional como el sufrimiento como algo honroso. Pero si crees esto plantéate ¿de qué te vale sufrir?.

En todo problema existe por un lado el problema técnico y por otro el como nos sentimos acerca del problema en sí. 

Si nos fijamos tendemos a pensar que nos sentimos mal porque tenemos un problema y para dejar de sentirnos mal, lo único que podemos hacer es solucionar el problema. Y esto nos lleva al estrés de tratar de solucionarlo a toda costa, luchando contra quien sea, aunque ese “quien sea” seamos nosotros mismos muchas veces.

Pero hay otra manera de vivir, más eficiente y liberadora: saber que podemos elegir dejar de sentirnos mal ANTES de solucionar el problema. Esto no solo es posible –prueba EFT- sino que es lo más inteligente que podemos hacer –inteligencia emocional- porque cuando dejamos de sentirnos emocionalmente, además de solucionar medio problema al sentirnos mejor, eliminamos nuestro apego al problema o a la solución, la compulsión, y lo vemos casi como “un problema de otro”. Y ya sabemos que solucionar problemas de otros es siempre mucho mas sencillo.

Versión para imprimir